¿Quién es Quetzalina?

Soy Quetzalina Almendra Sánchez, tengo 63 años y soy originaria de la ciudad de Puebla. Soy museógrafa y trabajé 36 años en el Instituto Nacional de Antropología e Historia, di clases en la Universidad de las Américas (UDLAP) y en la IBERO en el área de museografía y museología. Actualmente ya estoy jubilada pero no dejo de organizar y participar en eventos del gremio y me gusta mucho viajar.

Quetzalina Almendra Sánchez.

¿De dónde nace el gusto por las prendas artesanales?

Para mí fue un acierto en mi vida encontrar a Alfonso Soto Soria porque él me introdujo en el mundo de los textiles. Cuando Alfonso Soto se encontraba planeando una exposición de textiles, me invitó  a que lo acompañara a la bodega de bienes culturales en el Museo de Antropología, ahí me explicó muchas cosas acerca de las prendas hechas a mano, la importancia de los textiles, su proceso de elaboración, el pensamiento artesanal y el diseño de lo que implica hacer las cosas a mano.

¿En dónde compras toda tu ropa?

Pues he comprado en Oaxaca, en Chiapas, en Puebla, en Veracruz… en fin, en todo México he comprado mi ropa.

Sí llego a comprar a nuevas marcas y diseñadores, pero generalmente le compro a las artesanas. 

Estamos en una época en la que los jóvenes compran por comprar, pero no entran al detalle; yo toco la prenda, le doy vuelta para apreciar todos sus lados, disfruto el proceso y hasta me hago amiga de las artesanas.

Quetzalina vistiendo atuendo completo de Cuacuila, Huauchinango, Puebla, hecho por su amiga artesana Estela.

 

Me he topado que en algunas comunidades sí me han cuestionado las artesanas: ¿por qué usas nuestra ropa si tú no eres de esta comunidad? ¿por qué te gusta? a lo que yo respondí: Porque valoro mucho lo que hacen y usan ustedes, les da una identidad, se saben reconocer. También me han preguntado ¿por qué lo quiere comprar? y yo les digo que es porque me gusta y no por usarlo como disfraz, así me vas a ver vestida todos los días. Yo creo que es una manera de reivindicarte con tu pasado y tu gente.

Rebozo caramelo hecho en San Luis Potosí. Esta pieza forma parte de los 200 rebozos de Quetzalina.

¿Qué traes puesto el día de hoy?

El día de hoy soy totalmente Remigio. A Remigio lo conocí hace 20 años y creo que a través de su esfuerzo, conocimiento y estudio ha hecho que los textiles se revaloren.

(Remigio Mestas Revilla trabaja en el rescate, preservación y revalorización del textil artesanal en el estado de Oaxaca.) 

 

Como te comentaba, yo me visto así todos los días, es un estilo que me acompaña desde hace más de 35 años. Por ahí me han comentado: “ponte esta prenda para una ocasión especial”, pero yo no soy así, pienso que las cosas son para usarlas y no tenerlas guardadas. También me topo con algunos amigos que se refieren a mi como “coleccionista”, pero no lo soy.

Quetzalina vistiendo falda y huipil de Remigio. Huipil bordado a mano por artesanas de Jalapa de Díaz, Oaxaca.

 

Huipil Remigio bordado en Ayautla, Oaxaca.

¿Cuál es tu prenda favorita?

No tengo una preferida, todos los textiles me parecen maravillosos. Yo te podría decir que todo lo que tengo es hermoso.

¿Qué porcentaje de tu clóset está conformado por ropa artesanal?

Aproximadamente el 70% entre textiles artesanales mexicanos y de otros países como Birmania, India, Nepal, Indonesia y Tailandia. También varía mucho en el tipo de prenda, por ejemplo, tengo aproximadamente 200 rebozos y aunque son muchos, sé perfectamente todo lo que tengo, nunca olvido nada. Yo creo que la vestimenta habla mucho de ti, es un medio de comunicación; cuando ocurrieron los temblores de septiembre de 2017, yo me quedaba pensando en las mujeres que perdieron su indumentaria tradicional, las abuelitas y las señoras que toda su vida han usado sus huipiles y rebozos que ahora por la necesidad usan la ropa comercial donada, yo en su lugar sentiría horrible.

Rebozo tejido en telar de cintura con empuntado de plumas elaborado por artesanos de Michoacán.

 

Rebozo tejido en telar de cintura con empuntado de plumas elaborado por artesanos de Michoacán.

 

Rebozo tejido en telar de cintura con empuntado de plumas elaborado por artesanos de Michoacán.

¿Qué te hace falta?

Todo lo que se cruce por mi camino.

 

Mi última adquisición fue un huipil de Remigio que fue hecho de un lienzo telar de cintura hecho en San Mateo del Mar y bordado de Jalapa de Díaz.

Huipil Remigio hecho de un lienzo telar de cintura hecho en San Mateo del Mar y bordado de Jalapa de Díaz.

¿Qué opinas de #ViernesTradicional?

¡Me encanta!, aunque si he escuchado algunas críticas, entre ellas, que la iniciativa es una egoteca, pero yo creo que es una egoteca bonita, además de que no se está enfocando en moda rápida. Me parece que importante es que se esté mostrando el trabajo tan digno y profesional de las artesanas.

Yo creo, que lo que no han logrado alcanzar los antropólogos o activistas, lo están haciendo los jóvenes que comienzan a adoptar un estilo con las prendas artesanales, lo malo es que se puede confundir con moda y las modas son pasajeras, lo importante es que lo entiendan y que este estilo de vida trascienda.

“Este huipil amuzgo me encanta y tiene una peculiar forma de usarse, la artesana, cuando está adentro de su casa, lo usa “al derecho” y cuando sale, se lo pone “al revés” para evitar el mal de ojo”.

 

Huipil amuzgo visto por el lado derecho.

 

Falda del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca bordada en máquina de pedal.

 

“Este quexquémitl antiguo originario de Cuetzalan, Puebla, me lo regaló una amiga artesana”.

 

En el clóset de Quetzalina se pueden encontrar un gran número de huipiles istmeños.

 

Huanengos michoacanos tejidos en telar de cintura.

 

Blusa de Campeche bordada en punto de cruz.

 

Blusa bordada a máquina en Altepexi, Puebla. Esta prenda es un regalo para Quetzalina donde se bordó su nombre y fecha de nacimiento.

 

Blusa bordada a mano en San Pablito, Pahuatlán, Puebla.

 

Blusa de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca.

 

Blusa de San Antonio Castillo de Velasco, Oaxaca.

 

“Este huipil de Jalapa de Díaz se lo compré a una artesana que viene a Puebla cada fin de semana a un curso, ¿a poco no es una belleza?”

 

Blusa con bordados a mano de El Bosque, Chiapas.

 

Blusa de Zacan, Michoacan. Este es un modelo de innovación de una artesana.

 

Blusa bordada a mano en Cuacuila, Huauchinango, Puebla.

 

Hipil bordado en máquina de pedal por artesanas de Maní,Yucatán.

 

Huipil de San Mateo del Mar, Oaxaca.

 

Quetzalina también cuenta con prendas de diseño propio que ha elaborado al lado de sus amigas artesanas de Hueyapan, Puebla. Entre las prendas que ha realizado cuenta con vestidos, conjuntos y faldas.

Quetzalina mostrándonos un vestido que elaboró con un chal de Hueyapan, Puebla.

 

Agradecemos con cariño la entrevista que nos brindó Quetzalina Almendra y por abrirnos las puertas de su casa y su clóset en la ciudad de Puebla, sin duda, un claro ejemplo que el amor por los textiles no es cuestión de moda, es un estilo de vida.

 

A %d blogueros les gusta esto: