Warning: A non-numeric value encountered in /home/hfuphstc/public_html/viernestradicional/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5852
Cuéntanos quién eres

 

Soy Maai Enai Ortíz Sánchez, tengo 33 años, soy originario y actual residente de la Ciudad de México. Estudié la Licenciatura en Arte y Patrimonio Cultural, soy gestor cultural y recientemente acabo de terminar la maestría en Comunicación y Política en la UAM Xochimilco. Actualmente coordino un espacio cultural que es una librería, cafetería y foro llamado “Voces en tinta” que próximamente cambiará de nombre a “Somos voces” en la Ciudad de México. También hago investigación en temas relacionados con economía y cultura.

 

 

¿Desde cuándo te gusta la vestimenta artesanal?

 

Lo primero que recuerdo es que de niño viajaba mucho con mi familia y vivimos en diferentes estados de la República. Mi mamá trataba de hacerme usar cierto tipo de prendas o accesorios que a mi no me gustaban y siento que al principio había una forma de resistencia o rechazo de mi parte aunque a mi madre le gustaba mucho la artesanía textil. Recuerdo cuando vivimos en Chiapas que ella compraba y se vestía con las prendas bordadas.

 

Fue poco tiempo antes de iniciar mis estudios en licenciatura que empiezo a tener contacto con museos como el de Arte Popular y es cuando me comienza a llamar la atención el textil, sobre todo los morrales y lo primero que comencé a coleccionar fueron éstos porque me llamaron mucho la atención y así empecé mi colección con piezas de diferentes partes del país. Me parece que ahorita tengo como 60 morrales hechos con distintos materiales, tengo algunos bordados, algunos de fibras, otro de la Selva Lacandona que me traje cuando estuve haciendo una investigación de museos comunitarios.

Parte de la colección de morrales de Maai.

 

Parte de la colección de morrales de Maai.

 

Después de los morrales, conocí a unas amigas con quienes comparto el gusto textil y tuvieron cierta influencia en mi clóset, pero hubo un viaje en especial que me cambió la vida totalmente y éste fue a la ciudad de Oaxaca. Allá conocí a la mamá de un amigo, ella es profesora y coleccionaba textiles. En ese entonces yo no sabía mucho de este mundo, he de haber tenido una o dos camisas bordadas pero la verdad es que me di cuenta que no conocía nada. En este viaje, platicando con la profesora sobre los grupos y comunidades que se presentan en la Guelaguetza, me mostró su colección de trajes tradicionales de diferentes partes de Oaxaca, una colección enorme llena de múltiples prendas.

 

En ese momento me di cuenta de la diversidad en los textiles y yo me enamoré.

 

Después de este viaje fue que empecé a comprar revistas y materiales para informarme sobre las técnicas y cómo se elaboraban las prendas. Realmente fue un inicio raro porque de pasar a “no me quiero poner eso” en mi infancia, pasé a ver los textiles de otra manera porque me comencé a interesar en los procesos, los tiempos, las técnicas pero en especial fue ese orgullo con el que las personas portan sus tradiciones, como llevan su identidad que sintetiza su cosmovisión y forma de ver la vida. Otra cosa que me encanta y me llama la atención es la singularidad de cada prenda y saber que no hay otra igual a la tuya.

 

Cuando desconoces el mundo del textil puedes discriminarlo precisamente por ignorancia.

 

¿Dónde compras tu ropa?

 

Muchas cosas las compro directamente con artesanos. Me gusta mucho comprar de manera directa porque pregunto mucho, demasiado a veces, sobre la elaboración y técnica. También tengo algunas prendas que he comprado con algunas cooperativas y marcas como Azul Balam.

 

Tengo varias piezas que he adquirido en las mismas comunidades porque me gusta conocer el contexto en el que viven y al final tiene una carga simbólica diferente porque ya no sólo es la prenda por si misma, ya va el viaje que haces, las personas que conoces, lo que comes, lo que te explican, toda la experiencia de adquirir algo y las historias que rodean a las personas que hacen estas prendas.

Maai usando una camisa con detalles bordados de Zinacantán, Chiapas.

 

 

Uno de mis problemas es que casi todas las prendas artesanales se hacen para mujeres. Hay algunos hombres que no tienen problema con usar los textiles hechos para mujeres, está muy bien, pero a mi me obsesiona la cuestión del rescate de la indumentaria tradicional masculina, precisamente por la pérdida cultural que se dio a principios del siglo XX. Las mujeres de alguna manera han podido conservar sus textiles pero con los hombres es un tema diferente. Es difícil encontrar los textiles para hombres.

Maai usando una camisa con bordado de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca.

 

Maai usando una camisa con bordado de San Antonino Castillo de Velasco, Oaxaca.

 

¿Cuáles son tus prendas artesanales favoritas?

 

Un pantaloncillo de Tenejapa, Chiapas y un morral de Naha de la Selva Lacandona. Son prendas importantes para mi por los viajes que hice para llegar a las comunidades. Tengo una camisa tacuate que compré en un centro cultural llamado Raíces.

Maai usando su pantalón tradicional de Tenejapa, Chiapas.

 

Casi todas las prendas que me gustan mucho, tienen que ver con un viaje, como el rebozo que compré en Tenancingo, una de las capitales del rebozo. Este rebozo me encanta porque tiene un empuntado de chaquira y su textura es increíble.

 

Toda mi ropa tiene que ver con un viaje, una persona o una circunstancia.

 

 

¿Cuál es el textil que más trabajo te ha costado encontrar?

 

Definitivamente el pantaloncillo de Tenejapa, Chiapas.

Yo siempre digo que viajo por señales y así fue como llegué hasta esta prenda. Todo comenzó con un viaje repentino a Tabasco. Estando en Villahermosa pensé que ya estaba muy cerca de Palenque y decidí ir, estando allá me pareció buena idea irme a San Cristóbal de Las Casas y así lo hice. Una vez ahí pensé en escaparme a Tenejapa para ir en busca de mi pantalón y lo conseguí.

Fotografía recuerdo del viaje de Maai para adquirir su pantalón tradicional de Tenejapa, Chiapas.

 

Lo uso poco, además de que hay ciertas prendas que son complicadas de usar en la ciudad. Es todo un reto.

 

 

¿Cuál ha sido tu última adquisición?

 

Un chaleco de Venustiano Carranza, Chiapas y un chaleco de la Sierra de Zongolica, Veracruz.

Maai portando el chaleco de la Sierra de Zongolica adquirido con una artesana de la región de la Las Altas Montañas, Veracruz.

 

¿Con qué frecuencia usas tu ropa artesanal?

Casi todos los días. Generalmente siempre traigo una pieza, puede ser un rebozo, un morral, una camisa o mis zapatos. Mi clóset está compuesto por un 80% de prendas artesanales.

Maai usando una camisa con detalles bordados de Jalapa de Díaz, Oaxaca.

 

¿Qué te falta?

 

¡Uy! me faltan muchísimas cosas, pero hay unos pañuelos que me llaman mucho la atención que usan en Venustiano Carranza y en algunas comunidades mayas de Guatemala. También me gustaría conseguir la indumentaria Wixárika, aunque es más difícil por lo mismo de que la atención a los textiles está muy centrada en el sur del país.

Maai junto a un traje wixárika que tiene en la mira para ser una adquisición a futuro.

 

 

Opinión sobre #ViernesTradicional

 

Me parece una muy buena propuesta que permite visibilizar, pensar, compartir y mirar hacia las comunidades y hacia las personas que elaboran los textiles. Pienso que #ViernesTradicional permite tener un contacto con las técnicas. Me gusta mucho que inviten a la audiencia a comunicar el origen de las prendas y quién las hizo porque es una manera de difundir la riqueza textil de nuestro país, de hecho, desconozco si en algún otro lugar del mundo hay tanta riqueza y diversidad textil como en México.

 

Otro aspecto que me gustó mucho de #ViernesTradicional es que te permite visibilizar regiones y técnicas artesanales. Encontrar a otras personas que comparten el gusto por el textil, de alguna manera no te hace sentirte solo porque percibes una especie de acompañamiento visual.

 

Creo que es una iniciativa que reivindica toda la riqueza del patrimonio cultural inmaterial.

 

 

 

Agradecemos a Maai Ortiz por su confianza, calidez y dejarnos conocer más sobre su gusto por las prendas artesanales y las piezas que conforman su clóset.

A %d blogueros les gusta esto: