El desmedido aumento de casos de apropiación cultural indebida nos ha hecho reflexionar sobre el atractivo visual que representan los textiles tradicionales que forman parte de la cultura de diferentes pueblos originarios. Bien lo mencionaba el artesano Héctor Ali en el texto titulado Ahora hablemos de apreciación cultural: “La idea de los diseñadores es buena, pero sería increíble que en los procesos de elaboración incluyeran las técnicas originales”.

Y efectivamente, el planteamiento es bueno, como muestra de ello están las marcas, proyectos y diseñadores que han llevado sus diseños a otro nivel implementando técnicas tradicionales en diseños contemporáneos, algo mejor conocido como innovación textil.


Túnicas de innovación textil trabajadas en telar de pedales de Teotitlán Del Valle, Oaxaca por la artesana Lucía Contreras.

Hablar de innovación aplicada al mundo del textil tradicional implica hacer referencia a la responsabilidad de los diseñadores y marcas en cultivar el conocimiento y apreciación por la cultura y  aquellos textiles que visten el cuerpo de las mujeres (en su mayoría) y hombres de diferentes pueblos originarios.

El acercamiento entre diseñador y textil tradicional es un acto que además de estar ligado con la ética y las prácticas colaborativas justas, debe contar con señales de creatividad, pues recortar un textil que no fue hecho con ese propósito para después  implementarlo en un diseño u objeto para ser vendido como auténtico, no habla de muchas ganas de crear o co crear desde cero y mucho menos de innovar.

Otro punto importante a considerar es que los diseñadores y marcas mexicanas que han apostado por trabajar sus diseños de la mano de artesanas y artesanos, no son de todo conocidos o bien algunas menciones en medios específicos de moda son fugaces y contadas, lo que inmediatamente recorta el posicionamiento del diseño colaborativo nacional cuando nos piden que pensemos en marcas o diseños nacionales con técnicas tradicionales. Las hay y son varias.


Detalle de una prenda diseñada por Andrea Velasco y creada por artesanas De Santiago el Pinar, Chiapas.

Además, aquel diseñador o marca que trabaje colaborativamente con artesanos, sabrá a la perfección que no sólo debe pronosticar los cambios en tendencias, también necesita estar al día con la vida dentro de la comunidad y conocer la historia de ésta para saber el contexto de la carga iconográfica que está llevando a sus prendas. Realmente puede haber mucho en juego.

Simple y sencillamente, la moda contemporánea y las técnicas tradicionales, no son temas excluyentes. Su fusión llegó para quedarse.

Dentro de nuestras secciones editoriales que mes con mes publicamos en el sitio web de Viernes Tradicional, ahora podrás encontrar más sobre estos proyectos con el propósito de que además de conocer sobre las técnicas tradicionales que respaldan estos diseños y formas de trabajo, conozcas sobre el diseño que se hace en México, que además, está bien hecho.