Warning: A non-numeric value encountered in /home/hfuphstc/public_html/viernestradicional/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5852

¿QUIÉN ERES?

Me llamo Yoari, nombre de origen náhuatl (Yoali) que significa “niña de noche” (y alguien me dijo que las niñas de noche son las estrellas 🌟🌟) y vivo en el lugar ideal para mí: Oaxaca. Me encanta viajar dentro de mi estado y soy fiel admiradora de su trabajo artesanal.

Huipil de la Chinantla, Oaxaca.

¿A QUÉ TE DEDICAS?
Estudié Comunicación y me especialicé en el video documental pero actualmente dedico todo mi tiempo, esfuerzo y corazón a Hilo de Nube, empresa textil que co-fundé hace dos años, trabajamos con artesanas y artesanos de San Juan Guichicovi Oaxaca y tenemos la misión de preservar y fomentar la tradición textil de la región mixe baja de Oaxaca a través del comercio justo. Elaboramos huipiles con la técnica de cadenilla y bordado a mano.

¿POR QUÉ TE GUSTA LA ROPA TRADICIONAL?
Hace unos años, antes de iniciar el proyecto de Hilo de Nube, comencé a viajar a distintas comunidades del Estado de Oaxaca, ahí tuve la oportunidad de conocer las prendas artesanales de cada región y conocí a las mujeres que estaban detrás de esas prendas. Eso me impactó mucho e hizo cambiar mis hábitos de consumo de ropa y en cada viaje que hacía empecé a adquirir directamente con ellas las blusas o huipiles que elaboraban. En esa época tuve un viaje por cuestiones de trabajo a Chiapas y me tocó conocer a la organización Kinal Antsetik, un mundo nuevo se abría ante mis ojos al ver a todas esas mujeres organizadas y empoderadas a partir de la elaboración de los textiles. Ahí supe que para las comunidades es posible vivir del textil de una manera digna y que ello le podía brindar seguridad a las mujeres que de generación en generación van preservando ese arte.
Considero importante esas experiencias que formaron mi gusto por la ropa tradicional porque va más allá de una prenda bonita, es una prenda con pasado (por toda la historia detrás de la técnica) y con futuro (por la preservación para futuras generaciones).

Además creo que la ropa también comunica y es una forma de posicionarnos ideológicamente ante el mundo en donde todo es rápido y fugaz; ante el mundo de lo desechable la ropa artesanal es una forma de decir que nosotras queremos preservar nuestra historia.

Huipil con bordado de cadenilla del Istmo de Tehuantepec para Hilo de Nube.

¿POR QUÉ TU AFICIÓN POR LAS TORTUGAS?

Me gustan las tortugas porque viví en la playa y tuve dos tortuguitas que cuidé y vi crecer hasta que tuve que regresar a la ciudad. Por el cambio de clima preferí dejarlas bajo el cuidado del Museo de la Tortuga en Mazunte. A partir de tenerlas en casa me adentré a su mundo y empecé a investigar más sobre ellas: creo en su gran importancia en la cosmovision de distintas culturas que la consideran el eje del mundo. Además de aprender de su paciencia, tranquilidad y amabilidad que mágicamente me transmiten paz.

Quexquémetl de acrílico con bordados de Hueyapan, Puebla.

Creo que son vitales las campañas de protección de las tortugas marinas; en el istmo de Oaxaca comer huevos de tortuga es algo común y eso es muy preocupante. Es un desafío ver si como seres humanos somos capaces de conservar una especie tan valiosa y acabar con el consumo irracional que las está llevando a la extinción.

 

CUÉNTANOS SOBRE TUS PRENDAS FAVORITAS. 

Mi huipilón de San Juan Guichicovi es de mis favoritos, me lo regaló Yove en mi cumpleaños y es una prenda hermosa, es en telar y tiene cadenilla en forma horizontal, es el huipil tradicional de San Juan y a mí me parece muy elegante, ¡para ocasiones especiales!

Huipilón tradicional de San Juan Guichicovi, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca,

Tengo una blusa chatina, de Teotepec del municipio de Santos Reyes Nopala, bordada en punto de cruz, y es muy especial porque aparte de ser muy coqueta me la regaló Fely, una chica de la comunidad.

Izquiera, blusa de satín con bordados de San Juan Chamula, Chiapas. Derecha, blusa con bordados de Teotepec, Nopal, Oaxaca.

Mi blusa de San Bartolomé Quialana tambien es de mis favoritas, me la hizo especialmente Rosa, artesana de Quialana, en una talla un poco más pequeña de las que acostumbran, para que se viera más coqueta. Ellas la usan con un mandil encima y en el cabello una pañoleta floreada, es una prenda que se está dando a conocer mucho y que a todas las chicas nos parece súper simpática.
El mandil de Tlacolula también se me hace una prenda hermosa, tiene flores bordadas a máquina y es una prenda para lucir más allá de la cocina. 

Mandil de Tlacolula.

 
Mi blusa de Solaga también me encanta, llevaba tiempo queriendo una pero no había podido ir a la comunidad hasta que una amiga de la Sierra Norte la trajo, es una pieza de manta con flores bordadas en 4 colores: la roja significa la gallardía del hombre solagueño, lo verde la naturaleza del pueblo, el azul representa el agua que hay en Solaga y el amarillo el maíz del campesino.

Blusa de manta bordada de San Andrés Solaga, Sierra Norte, Oaxaca.

 

Las blusas de pajaritos bordados de Jalapa de Díaz es de mis piezas básicas, son cómodas y coloridas.

 

Blusa con bordados de Jalapa de Díaz, Oaxaca.

Mis huaraches de Yalalag están en mis básicos, sin duda son muy cómodos y combinan con todo.

Y mis consentidos: mis huipiles Hilo de Nube son muy especiales, porque nos encargamos desde la elección de la tela,la combinación, la confección, hasta que me lo pongo y todo mundo me los chulea y me pregunta de dónde son y les cuento toda la historia detrás, siento que cumplo el ciclo de la prenda 🙂 Uno de mis favoritos lo mandé a hacer con colores especiales porque me gusta mucho el reggae.
 
Sigue a Yoari en sus redes sociales: 
Instagram: corazontortuga / hilodenubeoaxaca
Facebook: Yoari Chao
A %d blogueros les gusta esto: