El próximo 28 de agosto se celebra en México el Día del Abuelo, una oportunidad para reconocer la presencia e importancia de los abuelos en la familia. En #ViernesTradicional rendimos un especial homenaje a quienes con su conocimiento y sabiduría enseñan a valorar y preservar el patrimonio textil a las nuevas generaciones de mexicanos. 

 

Tal es el caso de la Sra. María Luisa Dadda Calvillo, a quien descubrimos a través de las fotos que comparte semanalmente mostrando su pasión por los textiles artesanales. 

 

VT: Platíquenos de usted ¿cuál es su nombre completo, edad y lugar de origen?

María Luisa: Me llamo María Luisa Dadda Calvillo, tengo 74 años y nací en Uruapan Michoacán, pero he vivido en muchos lugares:  desde Apatzingán, Morelia y Ciudad de México hasta Holanda cuando me fui con tío que era diplomático allá. Con este mismo tío me fui después 5 años a Nueva York y finalmente regresé a los 22 años a vivir a Uruapan. Ya casada me vine a vivir Tuxtla Gutiérrez, Chiapas donde he radicado desde 1972. Ahora sí que, no soy de aquí ni soy de allá.

 

VT: Actualmente ¿a qué se dedica?

María Luisa: Tengo una pequeña cafetería en el mirador de Copoya en Tuxtla Gutiérrez, sobre la carretera a Villa Flores. Hay un clima muy bonito, es muy fresco. Todas las tardes me vengo a la cafetería. 

Señora María Luisa Dadda usando un huipil de Pantelhó.

  

VT: Cuéntenos un poco sobre su gusto por la ropa tradicional. 

María Luisa: La verdad no sé desde cuándo nació esto, pero ya tiene tiempo, desde soltera me decían que si era medio hippie; como que lo sentía natural pero más bien creo que en otra vida fui indígena.  Llevo 60 años usando ropa artesanal. El día que no me llego a poner algo tradicional, yo misma me veo medio rara. 

Me siento bien, me siento cómoda y me gusta mucho. Veo cómo los artesanos trabajan y luego no les quieren pagar lo que merecen, aunque hacen cosas muy bonitas con mucho valor cultural. Me decía una amiga: “pero es que ese huipil cuesta $ 600 pesos, mejor me compro un vestido de noche”, y yo le dije: “no porque el vestido de noche me lo pondré pocas veces y la ropa tradicional me la pondré muchas”. 

VT: De las técnicas artesanales empleadas en la elaboración de las prendas, ¿cuál le gusta más y de qué estado?

María Luisa: Me gustan mucho los bordados, de todas las regiones y la manera cómo los hacen. 

No tengo una prenda o región que me guste más. Lo que pasa es que hay tanta variedad, yo por ejemplo que soy de Michoacán tengo varias blusas que son de allá y son de telar de cintura con bordados de punto de cruz (huanengos), personalmente me llama mucho la atención esta técnica.

También de Chiapas hay tantas cosas de telar de cintura que me gustan e incluso en telar de pedal hay cosas muy bonitas.

VT: ¿Cuál es su prenda favorita? 

María Luisa: No tengo una favorita porque realmente todas me gustan. Tengo prendas de varios estados, incluso tengo 2 prendas de Guatemala que uso cuando voy a San Cristóbal de Las Casas porque son prendas calientes que protegen del frío.

 

VT: ¿Qué opina de las personas que no conoce sobre su patrimonio textil?

María Luisa: Yo siento que aquí en Tuxtla Gutiérrez hay personas que son discriminatorias porque cuando te ven con prendas artesanales llegas a escuchar: “pareces india”, y yo digo: “pues con mucho orgullo”. 

La gente no está acostumbrada a usar estos textiles y luego me dicen: “Qué bonito se te ve, pero si yo me lo pongo, no se me va a ver igual”, yo respondo: “Claro que se te va a ver bien, no estás acostumbrada pero esta ropa a todo mundo nos queda bien.”

 Poco a poco se han empezado a ver prendas estilizadas con aplicaciones artesanales, no como tal prendas tradicionales. 

 

 VT: ¿Qué opina de los nuevos diseños donde se agregan técnicas artesanales? ¿Le agradan?

María Luisa: Hay unos diseños muy bonitos, he visto vestidos de fiesta que tienen detalles de Chiapa de Corzo o de Los Altos. Lo importante es que se conozcan, aunque sea estilizado, pero para mí no hay mejor que lo original.

A mí me gusta vestir prendas tradicionales no por moda, yo las uso desde hace muchos años, pero si hay personas que las usan por moda, ojalá se les quede para siempre.

VT: ¿Qué mensaje le daría a las nuevas y a las futuras generaciones sobre el uso de textiles?

María Luisa: Yo les diría que comiencen a conocer lo de su país y que valoren lo que hace la gente, por ejemplo, hay personas que si van a un mercado de artesanías y ven un huipil en $700 pesos, no lo compran y están inconformes con el precio, pero lo llegaran a ver en alguna tienda departamental que lo da en $1,500 y con gusto lo compran porque es de tienda. La gente debe aprender a usar lo propio de nuestro país; ¡hay veces en que mejor el extranjero lo valora más que nosotros!.

Es una cuestión de revalorar. Yo lo veo hasta con el idioma. Vi el caso de una señora de Michoacán que a su perro le iba a poner Azul en inglés (Blue) y yo le dije: “Mejor busca en purépecha como se dice Azul y ponle un nombre en purépecha.”

También les diría a estas generaciones que si no están acostumbrados a usar prendas tradicionales y piensan que no se ven bien, que lo prueben y poco a poco se irán acostumbrando además de que es ropa muy cómoda.

VT: ¿Qué opina de #ViernesTradicional?

A mí me gustó la iniciativa desde que la vi. La conocí porque mi hija me la compartió, ya que ella también tiene el gusto por las prendas artesanales. Me gusta mucho la iniciativa y creo que es muy importante para la revaloración del textil.

 

Agradecemos mucho a la Señora María Luisa Dadda por compartirnos su opinión y gusto por los textiles, le deseamos un Feliz Día del Abuelo y que siga transmitiendo su gusto y apreciación por las prendas tradicionales.

Señora María Luisa Dadda con su nieta.