A raíz de que el portal informativo Animal Político, publicara una entrevista que le realizaron a Adriana Aguerrebere, directora de NGO impacto (ONG a la que pertenece #ViernesTradicional) y una investigación relacionada con los casos de plagio en los que han incurrido marcas nacionales e internacionales, hemos reafirmado nuestro compromiso con la difusión del conocimiento de los textiles y el trabajo que realizan los y las artesanas.

 

En el equipo de NGO impacto, estamos convencidas de que la difusión de la información textil es un medio para lograr la revalorización del mismo.

 

Dentro de la búsqueda por la revalorización del textil artesanal, mantenemos nuestra postura contra el plagio del patrimonio de los pueblos indígenas y recalcamos la necesidad de que en México existan los medios accesibles para proteger el trabajo de los y las artesanas.

 

En entregas anteriores, publicamos un texto titulado “Uso de las herramientas legales para proteger artesanos: el caso de Colombia” (click para leer), donde expusimos los medios ideados apegados a la ley para lograr proteger las creaciones artesanales en este país.

 

A pesar de que Colombia y México pertenecen a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y se rigen por las mismas leyes en materia de protección industrial, en México no existen aún las vías que faciliten a los y las artesanas registrar y proteger su trabajo.

 

Colombia no es el único país de América Latina que busca la protección de sus artesanos. Perú también ha creado herramientas que facilitan el acceso a la información y su uso para registrar los derechos de autor sobre el trabajo artesanal.

 

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI), creó en 2013 la “Guía de Derecho de autor para artesanos”, un medio para informar a los y las artesanas sus derechos como creadores de arte y los pasos para poder registrar su trabajo, ya sea de manera individual o colectiva.

 

INDECOPI también brinda asesorías individuales y colectivas sobre registros de derechos de autor y marcas colectivas.

Especialista de INDECOPI brindando asesoría a artesana de Perú. Fotografía de www.andina.pe

 

Como lo menciona la guía:

 

El Derecho de Autor es un derecho humano reconocido en el artículo 27.2° de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.”

 

 

 

Esta herramienta informativa, da respuesta a las interrogantes principales de las que parte el debate sobre el registro de la artesanía textil en México.

 

¿Las artesanías pueden ser consideradas obras a efectos del Derecho de Autor?

 

Sí, las artesanías son consideradas como obras de arte aplicado, siempre y cuando cumplan con el requisito de originalidad que la ley establece a (Decreto Legislativo N° 822 – Ley sobre el Derecho de Autor de Perú), es decir que la creación en cuestión exprese la personalidad del autor.

 

¿Qué tipo de derechos reconoce la Ley sobre el Derecho de Autor a favor de los autores de creaciones artesanales sobre sus obras?

 

La Ley sobre el Derecho de Autor reconoce a los autores de artesanías dos tipos de derechos sobre sus obras: los derechos morales y los derechos patrimoniales.

 

¿Cuáles son los derechos patrimoniales que los autores poseen sobre sus artesanías?

 

La ley reconoce a los autores de artesanías, principalmente, los siguientes derechos patrimoniales:

  • Derecho de reproducción, entendido como el derecho exclusivo que tiene el autor de autorizar la reproducción de su creación. La explotación económica de este derecho puede ejercerse, por ejemplo, mediante la autorización del autor para la reproducción de un número limitado de ejemplares, a cambio de un determinado monto, para su comercialización en el mercado.
  • Derecho de distribución, entendido como el derecho exclusivo que tiene el autor de autorizar si su obra de artesanía ha de ser distribuída, esto es, vendida, alquilada o incluso prestada al público y, de ser así, los medios, formas y alcance territorial de tal distribución a realizarse. La explotación económica de este derecho puede ejercerse, por ejemplo, mediante el otorgamiento de autorización para la venta de determinadas obras de artesanía en una tienda por departamentos en particular.
  • Derecho de arreglo o transformación de la obra de artesanía, entendido como el derecho exclusivo que tiene el artesano de introducir arreglos a su obra o decidir si su obra será transformada en otra derivada de la originaria y, de ser así, las características y particularidades de tal labor. La explotación económica de estos derechos puede ejercerse, por ejemplo, mediante el cobro de un monto por concepto de autorización para la transformación de la obra de artesanía en cuestión. Es el caso, por ejemplo, de una obra artesanal que va a ser adaptada al uso institucional que una empresa o asociación desea realizar, para lo cual, dicha adaptación requerirá de la autorización del artesano autor.

 

Para consultar la Guía de Derecho de autor para artesanos da click aquí.

 

 

El caso de Perú en cuestión de registro de derechos de autor, se suma al de Colombia, casos en los que se han buscados los medios basados en la ley para dar una respuesta ante el plagio y protección al patrimonio artesanal.

 

¿Conoces el caso de algún otro país de América Latina que se una a la protección del patrimonio artesanal?

A %d blogueros les gusta esto: